El Ángel de la Navidad

19 Dec 11 - 21:08




El ángel de la Navidad
 
En estas fechas y en especial el día 21 de diciembre es bueno vestir nuestros hogares con la energía de la paz, prosperidad, amor y alegría. Esto con el fin de cerrar un ciclo e iniciar otro con la firme disposición de vivir en plenitud.
 
Por ello te invito a convocar la energía del amado Ángel de la Navidad para que con su luz, tu hogar sea iluminado y bendecido.  Se dice que el ángel de la Navidad fue quien acompaño al Arcángel Gabriel en la anunciación de la llegada del Salvador al mundo. También se cuenta que fue él, el ángel de la Navidad quien guió a los pastores hasta el pequeño pesebre donde se encontraba recostado el Mesías. Es así que se acostumbra invocar a este Ángel 3 días antes de la Noche Buena. Este hermoso evento coincide con el solsticio de invierno*, lo que le hace ser un día especial para colmar nuestro hogar de alegría y prosperidad.
 
Por tanto, el día 21 de diciembre se celebra la llegada de una esfera de luz de la más alta vibración que desciende del cielo anunciándonos un hecho divino en la tierra. Esa luz lleva por nombre IESHÚEL el Ángel de la Navidad.
 
Ahora comparto contigo un sencillo ritual que puedes llevar a cabo en tu casa para recibir amorosamente a Ieshúel.
 
Necesitas:
  • 3 velas doradas
  • Papel amarillo o blanco
  • Bolígrafo dorado, naranja o verde
  • 2 recipientes de vidrio o cerámica
  • Semillas (arroz, trigo, y lentejas)
  • Agua
  • Dulces o panecillos para ser obsequiados entre personas necesitadas
  • Incienso de sándalo, mirra o copal, incluso puedes usar esencias de flores y frutas
  • Flores (2, 3 o 5) de preferencia de color blanco
  • 1 campanita
 
Desarrollo:
 
Debemos limpiar nuestro hogar y ordenar todo para que esté acorde a recibir a Ieshuél. Tomaremos el incienso y lo quemaremos a fin de armonizar a través del elemento aire nuestro hogar. Tratemos de que el aroma llegue a todos los rincones de casa. Paralelamente tendremos que ir tocando la campanita a fin de activar y armonizar las energías que pueden encontrarse estancadas. También si te es posible abre las ventas para que circule tanto el aire como las energías. Una vez que hemos limpiado nuestro hogar, dispongamos de un sitio especial para poner los recipientes uno con las semillas y otro con el agua. Así mismo colocarás la vela dorada en medio de los recipientes  la cual encenderás con cerillas de madera o con uno de los inciensos. Ahí mismo colocarás los panes o dulces que serán obsequiados. Una vez que tengas todo colocado en orden disponte a repetir en voz alta lo siguiente:
 
Salve amado y dulce Ieshuél, Ángel de la Navidad, te pido ilumines con tu luz divina cada rincón de este mi hogar. Salve Ángel dorado, bendito seas, baña cada rincón de esta ahora tu morada y se a cada instante portador de buenas nuevas. Ilumina, protege y guía a cada ser que habita este hogar y que nos visita. Salve amado ser de luz, bendito seas hoy y siempre dulce Ángel de la Navidad.
 
Gracias por traernos la prosperidad y las bendiciones de salud, armonía y amor que Dios Padre tiene para cada uno de nosotros.  Amén.
 
Date un momento para sentir la llegada de este hermoso ser de luz, y dispón de tiempo para escribir en el papel 3 peticiones. Deberemos pedir en el siguiente orden:
 
- 1 petición para el planeta y la humanidad
- 1 petición para tu entorno, familia, vecinos y amigos.
- 1 petición personal.
 
Mientras afirmas en voz alta el siguiente decreto, dobla el papel y colócalo debajo del recipiente que contiene las semillas.
 
Amado Ieshúel portador de la luz divina. Te agradezco tu ayuda para manifestar en el mundo, en mi familia y en mi vida lo aquí escrito. Gracias, gracias, gracias. Amén.
 
 
El día 22 encendemos la segunda vela dorada otro poco de incienso y meditaremos sobre las peticiones, visualizándolos ya concedidos.
 
El día 23 encendemos la última vela dorada y como un acto de fe, quemaremos la hoja de nuestras peticiones, una vez más visualizando que la energía de Ieshúel materializa nuestros deseos.  Luego tomaremos la cesta con los dulces y panes y salimos a compartir con la gente que consideremos pueda necesitarlos. Incluso puedes llevarlos a una asilo o casa hogar.
 
Que la divina luz de Ieshúel ilumine tu hogar y tu corazón.
 
Yo soy Patricia Tanus
La luz sea contigo.
www.eljardindelosangeles.mex.tl
 
* El solsticio de invierno es el día más corto del año. Esto es así porque se trata del momento en que la tierra está más inclinada con respecto al sol, y por ello recibe menos luz. Este momento era considerado por muchas culturas como inicio del año, y ese es el motivo de las celebraciones.

Anonymous

Rosario

20 Dec 2011 - 09:19 am

Que habite en ti mucho amor, paz,armonia y abundancia,muchas gracias por ser mi maestra en este regreso a casa e iluminando mi camino...BENDICIONES A TU SER

Anonymous

Verenice

20 Dec 2011 - 08:44 pm

Gracias....por este ritual tan hermoso....muchas bendiciones.

Anonymous

Bety

21 Dec 2011 - 11:11 am

muy lindo el ritual gracias por compartirlo

Anonymous

Alvar

06 Jan 2012 - 02:13 pm

Gracias Paty por compartir todo esto con nosotros, siempre en el momento justo. Dios te bendiga siempre

Agregar un comentario

Tu nombre o Ingresar

Tu dirección de correo (no se mostrará)

Mensaje *

Ingrese este código para prevenir el spam *

© 2014 El Jardin de los Angeles